Congreso Judío Mundial se inicia en Argentina pidiendo justicia en caso Nisman

Congreso Judío Mundial pide justicia por Nisman

justicia


El presidente argentino, Mauricio Macri (i), recibe un reconocimiento de manos del presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald S. Lauder (d). EFE

El Congreso Judío Mundial (WJC, en inglés) arrancó hoy en Argentina una sesión especial de su Asamblea Plenaria pidiendo justicia por la muerte del fiscal Alberto Nisman, que investigaba un atentado contra una mutual judía en Buenos Aires en 1994 y fue hallado con un disparo en la cabeza en enero de 2015.

"El asesinato de Alberto Nisman no fue solo el ataque contra un abogado judío, fue un ataque contra todo el sistema de Justicia argentino", dijo al inaugurar el Congreso Ronald Lauder, presidente del WJC, rodeado, entre otros, de multitud de líderes mundiales de la colectividad y del presidente argentino, Mauricio Macri.

Nisman estaba a cargo de la investigación del atentado contra la mutual AMIA, que dejó 85 muertos en 1994 y que fue el segundo ataque terrorista contra intereses judíos en el país, después de que 29 personas murieran en 1992 por la explosión de una bomba frente a la embajada de Israel en Buenos Aires.

"No nos olvidamos que acá sufrimos las devastadoras consecuencias de dos bombas que trajeron mucho dolor, mucha tristeza, que aún hoy nos tienen en la penumbra de qué es lo que realmente pasó o quienes fueron los responsables", afirmó por su parte Macri.

Todavía sin resolver, la comunidad judía atribuye a Irán y a Hizbulá la planificación y ejecución de los dos atentados.

Lauder lamentó que, por más de 20 años, los terroristas de "tres grandes crímenes", que aseguró "no fueron solo ataques contra judíos" sino también "contra Argentina", aún no se hayan enfrentado la Justicia.

Valoró además que Macri, presidente desde diciembre de 2015, haya prometido en este tiempo que llevará ante la Justicia a los "perpetradores" de los atentados y de la muerte de Nisman, cuya investigación aún no ha determinado si se trató de un suicidio o un homicidio.

El fiscal fue hallado muerto en su casa en enero de 2015, días después de denunciar a la entonces presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento de los terroristas iraníes sospechosos del ataque a la AMIA y horas antes de comparecer en el Congreso para explicar dicha demanda, que fue posteriormente desestimada.

Nisman basaba su denuncia en el acuerdo de entendimiento suscrito entre Argentina e Irán en 2013 y que, según él, implicaba encubrir a los sospechosos a cambio de impulsar el intercambio comercial de granos argentinos por petróleo iraní.

Macri recordó que Nisman "había hecho una denuncia muy grave", en términos de que "por qué" se estaba firmando un memorándum con Irán "que él consideraba inconstitucional".

"Nuestro Gobierno a las pocas horas de asumir asumió la decisión de aceptar la inconstitucionalidad de ese memorándum", remarcó Macri, tras lo que recibió fuertes aplausos de los presentes.

El jefe de Estado mostró el compromiso de su Gobierno en ayudar para que las investigaciones avancen.

"Y sé que es el sentimiento que comparten las principales autoridades de la Justicia argentina", en referencia al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, también presente en el acto.

Cerca de 400 líderes de todo el mundo se reunirán hasta el jueves en Buenos Aires en torno al WJC, el más alto órgano de decisión internacional de la comunidad judía organizada, para tratar, entre otros asuntos, los atentados terroristas sin resolver.

No obstante, es considerada la mayor reunión de referentes de esa comunidad celebrada en América Latina de las últimas décadas.

"Tenemos la comunidad judía más importante de Latinoamérica, con fuertes lazos en la sociedad, con instituciones muy poderosas, muy potentes en lo que aportan a nuestra cultura, a nuestra educación, a nuestra inclusión social", confesó Macri, quien reiteró los lazos históricos de su país con Israel y apostó por impulsar la relación bilateral para trabajar juntos en defensa de la paz mundial.

Además, el presidente destacó que Argentina también tiene la comunidad musulmana más importante de Latinoamérica.

"Y convivimos en un estado de tranquilidad que nos enorgullece y por el cual queremos trabajar para que suceda lo mismo en el mundo entero", aseveró, antes de recordar los dos atentados de hace más dos décadas, cuyas víctimas, al igual que la figura de Nisman, recibirán respectivos homenajes durante el WJC,

"El pueblo judío, en todo el mundo, también ha hallado un buen amigo en usted", dijo Lauder a Macri.

Entre los invitados especiales que recibirá el Congreso estará el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, que recogerá un premio y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, el uruguayo Luis Almagro, quien disertará sobre el desarrollo en Oriente Medio.

También el ministro israelí de Educación y de Asuntos de la Diáspora, Naftali Bennett, ofrecerá un discurso ante la asamblea y se analizarán, según el programa, "medidas para contrarrestar el movimiento de boicot, desinversión y sanciones contra Israel".

mundial