Hola, este es mi primer post y para presentarme quise dejar este cuento propio espero les guste




Era uno de esos días comunes, solo en su soledad. Ya nadie le importaba, ya a nadie quería, ya nada soportaba.

Su maldición y su bendición era la soledad, su don la vida eterna. Quizás lo has visto alguna vez, sentado en una plaza leyendo un libro, con su traje planchado, vestido prolijamente. O tal vez lo viste pidiendo monedas en una estación de subte, también tus padres lo habrán visto ahogándose de borracho en algun bar. Infinidad de trajes son los que el usa para engañar a la gente, para que no sepan quien es, para que no lo recuerden. Miles de personas lo han visto, y miles lo han olvidado ya.

No sabe quien es, no sabe quien fue. Ni siquiera recuerda el nombre de su madre y eso le duele. Sabe que fue importante para su vida, que lo cuidó bien.

Su madre lo crió sola, o quizás su padre lo golpeaba. Por alguna razón no lo recordaba.

Alguna vez tuvo amigos pero estos cambiaron para agradarle a más gente y eso no le gustó. Y así, poco a poco, se fue quedando sin amigos. No importaba cuantos hiciera todos cambiaban.

Era un gran estudiante, se graduó, tuvo titulos y suerte en los negocios. Creo una gran empresa. la empresa tuvó gran exito. La entregó a cambio de que se le enviara una gran cantidad de dinero hasta el día de su muerte. Hasta hoy vive de ese gran trato

Vivió muchos siglos antes de conocer el amor. El la amaba. Ella tal vez. No tuvieron hijos, el no los quería. Sentía que ella lo veía más como una posesión que como una persona pero aun así el la amaba. Ella le pidió que cambiara. El no quiso. Ella se fue.

Luego de esto decidió alejars de las personas. Si se relacionaba con alguien descubririan que era muy frio y le pedirian que cambie. El no queria eso.

Recuerda haber vivido demasiado tiempo solo. solamente salia a comprar comida y libros. Estaba a punto de enloquecer de soledad hasta que un día caminando por la calle encontro un gato solo que se veia bastante maltratado. No dudó en llevarselo a su casa para cuidarlo. Por fin tenia a alguien a quien podia amar, alguien que no lo dejaria por ser quien es. Lo veia salir todas las tardes a pasear por la cuadra y volver antes de comer. Un dia no volvio. Recuerda el gato en la calle. Recuerda la sangre en el auto de su vecino. Recuerda un cuchiillo en su mano pero tambien en la espalda de su vecino. Recuerda la huida. Recuerda tambien que luego de 50 años ya no lo buscaban.

Hasta hoy vive escondiendose de la gente. A la vista de todos. Siempre un lugar diferente. Siempre una persona distinta. Huyendo de las personas. Esquivando al amor.

Era uno de esos dias comunes hasta que recordó que hoy es un día especial, hoy es su cumpleaños. No sabe cuantos cumple hoy hace ya varios siglos perdió la cuenta.

No sabe porque pero se fue a la playa y se quedo ahi todo el día. Y cuando miraba el atardecer escuchó la voz del recuerdo que lo llamaba, lo invitaba a adentrarse en el. No tenía nada que perder y había muy poco que ganar, aun asi se perdió en el. Sintió melancolía y tristeza pero tambien felicidad y paz.

Estaba vio o muerto? Ya no le importaba


se despide de ustedes @locoenmascarado
Inmortal (Cuento propio)