Padre guerrero - Viudo corta el pasto para sobrevivir

Gustavo se quedó viudo hace siete meses, después de perder a su mujer a causa de un ACV. Hoy ofrece el corte del pasto a los vecinos de la zona sur de Banfield y es acompañado por su hijo de dos años

capo

Gustavo perdió a su mujer Silvia hace apenas siete meses a causa de un accidente cerebrovascular (ACV). Con una madre con la que no se habla, sin padre, hermanos, cuñados ni suegros, tuvo que hacerse cargo de la crianza de su hijo Thiago, de apenas 2 años, y ahora sobrevive en el día a día ofreciendo el corte del césped de los frentes de las casas de la zona sur de Banfield, siempre con la compañía de su niño, que lo ayuda con una escoba y descansa en su cochecito.

"Yo no sé por qué se me considera un ejemplo a seguir. Simplemente hice lo que haría cualquier padre en mi lugar: dejar todo por un hijo y hacer lo imposible para que no le faltara nada. La vida me dio muchos golpes en los últimos tiempos, las cosas no me estuvieron saliendo como esperaba y aún así hay que seguir mirando para adelante"