Si tu escasa habilidad al volante hace que temas el momento de buscar aparcamiento, este invento de William Liddiard te solucionará la vida. Este chico ha creado unas ruedas capaces de hacer mover al vehículo en todas direcciones sin necesidad de tocar el volante. Estéticamente son un poco feas y aparatosas, pero el resultado es tan impresionante que no te importará montarlas en tu vehículo.

Ruedas caseras transforman coche en oruga omnidireccional

Las llamadas Liddiard Wheels llevan un motor capaz de aplicar una fuerza de 10 toneladas, una potencia encargada de mover al vehículo como si de un juguete se tratase y que te permitirá agilizar el proceso de aparcamiento paralelo con un simple movimiento lateral. Con este sistema ya no echarás a temblar cuando veas ese ajustado hueco que tiene tu nombre.



link: https://www.youtube.com/watch?v=J-TOV-NBD70