Una australiana de 34 años murió al intentar escalar el monte Everest para demostrar que ?los veganos no son débiles?.

La víctima fue identificada como Maria Strydom, quien falleció por falta de oxígeno.

?Parece que la gente tiene una idea de que los veganos estamos malnutridos y somos débiles. Al escalar las siete cumbres queremos demostrar que los veganos pueden hacer cualquier cosa y más?, había asegurado la mujer en una entrevista al periódico de la Universidad de Melbourne.

Las primeras informaciones aseguran que cuando Maria arribó alcampo base 4, a muy poco de la cima, se descompensó, lo que la obligó a descender.

Medios locales indicaron que la alpinista murió por falta de oxígeno, mientras que su esposo Robert Gropel, logró sobrevivir, aunque con un edema pulmonar al llegar a los 8.848 metros de altura.

Quiso demostrar que los veganos son fuertes y murió